A un millón de años luz de casa

cerati

Para mí, Cerati siempre fue un pelotudo. Un chetito de La Plata que cambiaba sus peinados con la moda, disco a disco, hablando son la voz impostada, vendiéndose al sistema con música fácil. ¿A quién se le ocurre ponerle Soda a un grupo? A tres pelotudos.
La rivalidad futbolera. ¿Sos redondo o un gil que escucha “Picnic en el 4° b”? Luca no estaba muerto, tenía que morir Cerati. O tomabas agüita mineral y hacías la fila para ver Soda, o tenías problemas con la policía y entrabas como podías al estadio para la misa ricotera. Una identificación directa entre criterios estéticos y posición política. La izquierda escucha a Patricio. La derecha y los nenes de mamá, a Soda. La izquierda, es progre, pila y tiene la gente buena. Los liberales son hijos de puta que matan bolivianos. ¿Por qué? Veinte años atrás, tenía algunas ideas sobre eso, pero a los pelotudos de Soda Stereo se les da por hacer el unplugged de MTV y notás que La Ciudad de la Furia y Té para Tres que son de otro planeta. ¿Cómo es posible que esos giles puedan lograr una atmósfera mágica y etérea? ceratti¿Cómo es posible que puedan hacer algo emocionante teniendo ese baterista?
Los prejuicios son prejuicios hasta que se caen. Por lo que sea, se caen. Porque aparecen 11 episodios sinfónicos y el chetito pelotudo de La Plata vestido de Principito te estampa Persiana Americana en el alma y estallan tus limitados criterios estéticos en un millón de pedazos. No hace falta que nadie explique nada. Gustavo no terminó de entregar todo lo que tiene para dar porque todavía le falta tocar Bajan con el Flaco, escribir Bocanada, Crimen, Adiós y aún no mordió la banquina con “gracias totales”.
Un día se desmaya y no despierta más. Tiempo después, está a un millón de años luz de casa… y decide quedarse allá. Tal vez haya sido un pelotudo. Quizás no. Me dejó de interesar esa calificación hace años y no creo que a Gustavo le haya importado demasiado mi opinión.
Me resulta imposible medir su aporte a nuestra música. Sería injusto decir que solo derribó algunos prejuicios. Igual, solo por eso, ya le estoy eternamente agradecido.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: