Así pasó Andrés Calamaro por Santa Fe…

“Una noche de sorpresas” sería el título que le queda bien al magnífico show que brindó Andrés Calamaro en su primera presentación en la ciudad de Santa Fe.
La primera de las sorpresas fue la puntualidad. El comienzo estaba pactado a las 21:00 hs. y, siendo las 21:05hs., salió a escena El Salmón con su banda, comenzando con un inesperado cover de los Stones (“Jumping jack flash”) para luego continuar con “El Salmón”, “Mi enfermedad” y “Carnaval de Brasil” de su gran album “La lengua popular”.
En seguida, después de saludar al público con humor y diciendo que Santa Fe es la tierra del próximo presidente de los argentinos (lo cual no fue bien recibido por todos), nos sorprendió con una seguidilla de canciones de “Los Rodriguez”, la banda que integró muchos años junto con Ariel Roth y Julián Infante entre otros. Así sonaron “La mirada del adiós”, “Todavía una canción de amor” (en la que Andrés jugó a imitar la voz del gran Joaquín Sabina, quien es coautor de la letra de la canción), y finalmente con una particular versión de “Salud, dinero y amor”, en la que la música original fue reemplazada por la de “Walk of life” de Dire Straits, un  inolvidable clásico de los ’80.

Un Calamaro muy enérgico y de muy buen humor siguió con su repertorio incluyendo el clásico de nuestro rock “Mil horas”, de Los Abuelos de la Nada (su banda primeriza) para continuar luego con una versión no tan soft de“Por mirarte”, y con “Socio de la Soledad” donde se escuchó cambiar la letra a Calamaro, diciendo “tengo una causa pendiente en el juzgado de La Plata”.

La gran sorpresa llegó para casi todos cuando subió al escenario como invitado Adrián Dargelos, líder de Babasonicos. “En cuerpo y alma” dijo Andrés al presentarlo, y cantaron juntos “Los aviones”.
Y con “Crímenes perfectos” y “Media Verónica” llegó el momento más tranquilo del show, seguido de los tangos  “Los mareados” y “Naranjo en flor” en los que Andrés cantó con la compañía de “El cóndor” y Dani Suarez (voces de la Bersuit que acompañan a Andrés en la gira) o “La yunta de bueyes” como prefiere llamarlos.
El recital volvió a recuperar el ritmo con “Estadio Azteca” y “Cada una de tus cosas” para terminar luego con “Seminare”, canción que Andrés interpretó como homenaje a David Lebón y no a Charly, como alguno podría llegar a pensar. Y en ese tren de reconocimientos entonó algunas estrofas de “Gracias a la vida”, recordando a Mercedes Sosa.
A levantar el show habrá pensado El Salmón, primero “Los chicos” en honor a los amigos ausentes, después se vino una oleada de “canciones ramonísticas bizarras” según la calificación del mismo Andrés, donde hizo participar a la gente con un coro muy entretenido y pidió “un aplauso para los Ramones”  después de esta seguidilla.
“Esta es la ciudad de la cumbia buena”, dijo el músico comentando su amistad con Leo Mattioli. Llegó, entonces, el momento de “Tuyo siempre”, pero no sin mencionar su paso por “El quincho de Chiquito”, lugar al que no iba desde la época de Los Abuelos, y bromeó diciendo “fue hace solo cinco años atrás”.

La canción “Me arde” fue dedicada por Andrés a las hemorroides del baterista y siguió con un verdadero punk rock en “Palabras mas, palabras menos”, para dar pie al regreso de Adrián Dargelos y hacer juntos “Flaca”. Parecía el final del show, pero la gente sabía que “Paloma” no había figurado en el repertorio y empezaron a cantarla mientras los músicos descansaban. Pero cinco minutos más tarde aparecieron de nuevo “al palo” con “Canal 69”, para cerrar este precioso espectáculo con “Paloma” dejando contenta a la multitud que se hizo presente.
Fue para todos, para “el pibe que vive acá a la vuelta” y para los que viajaron para ver el show, dijo entre otras palabras un agradecido Calamaro que no paraba de saludar a la gente que lo espera de brazos abiertos para cuando quiera volver a deleitarnos con su música.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: