¿Empleado en blanco o en negro?

* Lo aquí expresado no necesariamente refleja las opiniones del autor en relación a contrata un empleado en blanco o en negro (formal o informal, específicamente hablando). Esta es una ayuda para orientar sobre las diferentes situaciones de empleo. Conceptos como plusvalía, ganancia ilegítima y otros similares no se analizan en 

Tener un empleado es tener un problema

Todo emprendedor (sin importar qué tipo de emprendedor sea) o empresario que haya estado actividad más de 5 años y que haya contratado, al menos, un empleado dirá: «tener un empleado es tener un problema». Podemos dudar de esa afirmación y sostener que, detrás de la misma, existe una gestión deficiente. Sobre todo cuando va acompañada de la frase «no hay forma de que te vaya bien si tomás todos los empleados en blanco».

Pero al indagar las leyes y consultar con especialistas, descubrimos que la ley laboral en Argentina es muy buena. Y no estamos hablando en términos salariales, sino del cuidado del trabajador frente a los abusos de los empleadores. El problema radica en que todo derecho del trabajador exige una obligación del  empleador o del estado. Otra vez, hay cosas que a los emprendedores nadie les explica.

Sin hacer un ensayo histórico, digamos que los progresos en materia de filosofía política y económica, derecho y las conquistas de los trabajadores obligaron a los dueños de las empresas a tomar en serio a la clase trabajadora. En Argentina, la creación de sindicatos y las huelgas hicieron que los derechos laborales avanzaran para impedir los abusos que todos conocemos.

La ley de empleo no asiste a la pequeña empresa

Las leyes que protegen a los trabajadores no buscan proteger al empleador. Más aun, la ley argentina siempre favorece al trabajador. Entonces, el dilema de tener un empleado en blanco o en negro se resuelve fácil: la ley castiga duramente cuando el trabajo es informal o en negro. Si no cumplís, vas a recibir sanciones y multas por mantenerte al margen de la ley. Esta y otras situaciones relacionadas con la ley, el gobierno, los emprendimientos y las pequeñas empresas se analizan con más detalle en el ebook «El matamitos: 12 mitos que acechan tu emprendimiento».

Las leyes han logrado defender al empleado contra los abusos  las grandes empresas pero son un problema para los emprendedores y pequeñas empresas, porque no pueden defenderse de una ley así. Un sindicato puede destruir una pequeña empresa y éstas están en situación desfavorable porque todo valor de prueba recae en la empresa.

Empleado en blanco o empleado en negro.Si el empleado roba, por ejemplo, hay que demostrarlo. Si el empleado no cumple el horario, hay que demostrarlo. Si el empleado desobedece o es desleal, también hay que demostrarlo. Esto es muy difícil. Muchos emprendedores y pequeñas empresas que apenas subsisten (algo muy común e los primeros años) no tienen cámaras de vigilancia, relojes marcadores, lectores de huellas, ni tienen dinero para gastar en constataciones que demuestren la veracidad de lo que dicen. Aún teniendo estas herramientas, los juicios son caros y la demostración tampoco es sinónimo de ganar el pleito. 

¿Qué significa esto? Que si el trabajador no está registrado o está en negro, no importa cuánto puedas demostrar, estás por afuera de la ley y cualquier disputa está perdida de antemano. Pero si el empleado está declarado o en blanco, es muy difícil de despedir con justa causa porque es difícil demostrar cualquier cosa. Esta encrucijada es, prácticamente, una sentencia a la hora de contratar. En cualquier camino que elijas, contratar un empleado en blanco o en negro, estás en apuros.

Otras consideraciones del empleo en blanco o formal

Además, otros puntos a considerar:

  1. El empleado gana una determinada cantidad de dinero (escribí en este post sobre el costo de un empleado). El empleador paga ese dinero (conocido como dinero «de bolsillo») y una suma (prácticamente la mitad de lo que el empleado gana de bolsillo) en concepto de impuestos, ART, Obra Social y leyes sociales.
  2. El empleado cobra 13 sueldos al año (uno por mes más el sueldo por aguinaldo) y trabaja 11 meses (15 días de vacaciones, días de licencia por enfermedad y feriados).
  3. Una vez que está en blanco, el empleado tiene en la empresa una pequeña caja de ahorro: todos los años ahorra un dinero equivalente a un sueldo por cada año trabajado por si hay que despedirlo. O sea, en la empresa tiene un ahorro que se incrementa anualmente para cuando haya que despedirlo. Si trabajó 5 años, entonces acumula 5 sueldos, más las vacaciones no gozadas, proporcional de aguinaldo, etc.
  4. Si el empleado está más de 5 años en la misma empresa, tiene más días de vacaciones y acumula un dinero extra en su sueldo por antigüedad. Se puede dar el caso de que tenga más vacaciones que el dueño. Esto no es extraño.
  5. El empleado es una persona. Tiene días malos, días buenos, días que no tiene ganas de trabajar, días que produce el doble, etc. A las personas les pasa esto. Sin excepción. Si se divorcia o tiene algún problema, entonces es probable que su rendimiento decaiga. El estado de ánimo es crucial para la vida laboral.

Empleado en blanco en negro en las grandes empresas

Vayamos punto por punto:

  1. Difícilmente una empresa grande tenga empleados en negro. No les conviene. Las multas no son baratas y los problemas son caros. En este punto, sencillamente pagan el salario que dice el convenio colectivo de trabajo y pueden dar un plus en negro que no figura en ningún lado. Recordá que todo eso luego se refleja en el precio de los productos o servicios que ofrecen.
  2. Tratan de no despedir a nadie. Cuando se quieren deshacer de un empleado, sencillamente le piden que renuncie y le ofrecen un arreglo económico. De esta manera no hay juicio, no gastan de más en costas judiciales, mejoran indicadores de litigiosidad (sabiendo, además de los costos, las dificultades que tienen en un juicio) y el empleado no tiene manchado su CV por un despido.
  3. Rotan al personal. Cada determinada cantidad de tiempo (2 años, por ejemplo) despiden al trabajador y lo reemplazan. De esta manera, evitan que acumulen años y vicios dentro de la compañía.
  4. No ofrecen carrera corporativa. Es decir, el empleado entra en ventas y muere en ventas. De esta manera, antes de que acumulen antigüedad y beneficios derivados de ella, los empleados se aburren, se desmotivan y buscan otro trabajo. Renuncian y ya está. Los puestos más básicos no requieren especialidad y son fácilmente entrenables. Los empleados son figuras descartables. Ofrecen su tiempo, cobran un salario y punto.
  5. Las grandes compañías automatizan todo lo que puede automatizarse. Las máquinas se rompen y dejan de funcionar, pero la amortización es medible y pueden preverse las fallas. Las máquinas no tienen estados de ánimos cambiantes, problemas financieros y de salud. Y si los tuvieran, se reemplazan y listo.

Empleado en blanco o en negro para un emprendedor o pequeña empresa

Dejamos algunas estrategias que hemos recabado de la experiencia de nuestros clientes y colegas. Esto no refleja necesariamente la opinión del autor.

  • Quien paga el sueldo del empleado, al final de cuentas, es el cliente. Si se contrata un empleado, tiene que producir, como mínimo, sus propios costos: sueldo, licencias, aportes, etc. Todo esto debe traducirse en los precios de los productos o servicios que se ofrecen. Si no alcanza el dinero de la empresa para esta contratación, se deben analizar los números. Lo ahorrado al contratar en negro es ilegal, por un lado, y termina siendo más caro a largo plazo, por el otro. Trabajo con mayor profundidad este tema en el ebook «El Matamitos».
  • Despiden a los empleados cada dos años. De esta manera no acumulan antigüedad ni vicios.
  • Tratan de automatizar todo lo que se puede automatizar, subcontratan y contratan la menor cantidad de personal posible. Siempre hay que tener en cuenta que el trabajado quiere, como mínimo, un trabajo y un salario acorde al mismo. Para garantizar esto, se puede contratar a un especialista trabajar en estas 5 claves para mejorar la productividad.
  • A veces, no se puede salvar al emprendimiento y al personal al mismo tiempo. Esta es una de las decisiones más difíciles que le toca al director una empresa, pero de eso se trata manejar una empresa. Es útil pensarse como DT de un equipo que intenta sacar lo mejor de los jugadores y que puede prescindir de alguno de ellos porque no se ajusta al juego del equipo. Esto no debe traducirse en abusos o malos tratos, solo significa que es algo que no debe perderse de vista.
  • Si no necesitan personal, no contratan. No se toma un trabajador por «hacer un favor», porque «necesita el trabajo», etc. Estas situaciones no están contempladas en la ley y, en el momento en que alguien trabaja en una empresa, lo asiste el derecho y la ley de trabajo. Una persona que tiene mucha necesidad de trabajar puede prometer cosas. Pero, insistimos, la ley es la ley y es un gran contenedor para situaciones de abusos o de las que se presume abuso.

Conclusiones sobre contratar un empleado en blanco o en negro

Por todo lo dicho, no recomiendo tomar empleados en situación precarizada, es decir, empleo informal o en negro. Si bien es cierto que no todas las situaciones son iguales y es difícil emprender y contratar formalmente, sobre todo al comienzo, no hacerlo es, prácticamente, garantizarte un problema a futuro. En cualquier caso en el que te encuentres, debés recordar que, para la ley, el trabajo es algo muy serio y que deben darse las garantías del caso. Cualquier situación no querida por la ley, será debidamente sancionada al empleador o al presunto empleador. ¿Tenés experiencias con estas situaciones?

7 respuestas a “¿Empleado en blanco o en negro?”

  1. […] de cada hora trabajada. Esto viene de la mano del costo de un empleado. Dados dichos costos, muchas veces las empresas prefieren trabajadores freelance, ya que se los […]

  2. Ygor S dice: Responder

    Hola. interesante. tuve algunos inconvenientes que enumerás.
    mi punto de vista, es que las pymes deberian tener otra forma de contratar, no con las mismas exigencias que las grandes empresas. lo legal no indica presisamente que sea justo. las leyes favorecen a las grandes empresas ylas pymes somos las que hacemos el trabajo de baseque sostiene este pais.
    saludos.

    1. Hola, Ygor. ¡Gracias por comentar! Si, las exigencias son las mismas para cualquier empresa. Hay algunos beneficios, como el tiempo de prueba, por ejemplo. De todas maneras, la capacidad de las PyMEs de afrontar las exigencias legales hace que sea muy difícil estar en regla y seguir creciendo. ¡Saludos!

  3. Celia dice: Responder

    Desde los municipios contratan monotributista, los pequeños no pueden no debiera haber una opcioin semejante.Acordad las condiciones y y el tipo de relacion laboral. Pero resulta que al gobierno locale le pueden facturar, pero no permite que esta modalidad sea utilizada por los emprendedores.

    1. Efectivamente, Celia. Son dos leyes diferentes las que rigen el contrato privado del público. El gobierno tiene facultad de hacer cosas que al privado no les están permitidas.

  4. Dai dice: Responder

    Hola! Soy maestra jardinera tengo un jardin maternal! Costó remarla como nunca! Este es el tercer año que está en vigencia… a fin de año tengo que finalizar con este sueño porque no puedo regularizar a los empleados… ya me están por hacer juicio! Encima cada vez que contrato una maestra queda embarazada! muchos derechos que no puede cumplir alguien que recién empieza! Nunca me imagine que iba a ser tan costoso! Y en nuestro lugar quién se pone?

    1. Gracias por comentar, Dai. Los requisitos a cumplir por un emprendimiento son numerosos y la ley no distingue, en la mayoría de ellos, la diferencia entre una empresa compuesta por dos personas y una empresa compuesta por ochenta. En cuanto a la relación laboral, la ley es muy clara y severa con respecto a la relación laboral. Conocerla bien, estar asesorado y afinar el lápiz permite tener más chance de sobrevivir. Estamos a tu disposición para lo que necesites.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: